Actualidad

Valdés apenas ha durado tres meses en los banquillos

El gesto del FC Barcelona que indigna a su afición (pone en riesgo a Bartomeu)

Bartomeu / FC Barcelona
photo_cameraBartomeu / FC Barcelona
Muchos no entienden tan precipitada decisión con uno de los grandes ídolos del barcelonismo

La destitución de Víctor Valdés como entrenador del FC Barcelona Juvenil A sigue trayendo cola, y es que su despido va mucho más allá de los resultados deportivos, los cuales tampoco le acompañaban.

Aunque era un secreto a voces, ya se ha confirmado desde fuentes internas del club blaugrana, que el despido de Víctor Valdés tiene mucho más que ver con los desencuentros internos del exguardameta con el coordinador de la cantera, Patrick Kluivert, y la directiva blaugrana que con su rendimiento deportivo. El que fuese el portero de la época dorada de Guardiola en el Barça llegó este verano para tomar las riendas del Juvenil A pero no ha sido capaz de adaptarse a las directrices que el club le pedía.

Valdés, por ejemplo, usaba un 4-4-2 en la mayor parte de sus encuentros, algo que va en contra de las directrices del club y que, curiosamente, fue gran parte del éxito en la época en la que el catalán defendió la portería del Camp Nou. La cantera azulgrana juega con un 4-3-3, que hace que la adaptación de los futbolistas al llegar al primer equipo (que suele usar el mismo sistema) sea mucho más rápida, lo que sucedió en su momento con futbolistas como Pedro o Busquets.

Valdes

Otro de los desencuentros se centraba en los jugadores que utilizaba a lo largo de los partidos, Valdés no contaba con futbolistas que ya hubieran ido con el Barça B ni que fuesen del Juvenil B u otras categorías inferiores, además, no hacía jugar a determinados chicos en los que el club tiene depositadas grandes esperanzas y que necesitan gozar de minutos, algo a lo que Valdés hacía caso omiso a pesar de las advertencias.

Por último, aunque no sean estos todos los motivos, no quería disputar sus partidos en el Estadi Johan Cruyff, lo que mostró llegando media hora tarde al encuentro de la Youth League frente al Inter de Milán, algo que hizo como muestra de su descontento al dar la charla en la ciudad deportiva barcelonista.

Este y otros desencuentros le han costado el puesto a un Víctor Valdés con mucho carácter y que no ha estado dispuesto a asumir que un entrenador de cantera debe trabajar al servicio del club y dejar a un lado sus decisiones personales.

Comentarios