Business

Se prohibirían los partidos viernes y lunes

Los horarios impuestos por Rubiales para el fútbol hacen tambalearse la economía de los clubes

Luis Rubiales (RFEF)
photo_cameraLuis Rubiales (RFEF)
La mayor parte de los clubes se ve perjudicado con esta medida que supondría un enorme varapalo a su economía

LaLiga y la RFEF, o lo que es lo mismo, Tebas y Rubiales, siguen en guerra abierta por los horarios de los encuentros de LaLiga para la próxima temporada, una guerra que se resolverá el próximo miércoles.

El presidente de la RFEF sigue con su cruzada para prohibir los partidos viernes y lunes, a pesar de que todos los clubes de LaLiga, excepto el Real Madrid, han mostrado su desacuerdo con dicha decisión. Rubiales quiere copiar el formato de otros países y, aunque en un principio solo propuso eliminar los partidos de domingo  a mediodía y lunes, ahora se ha centrado especialmente en viernes y lunes y los clubes tiemblan por su repercusión en la economía.

El grancanario asegura que su intención es la de que los aficionados al fútbol puedan acudir sin problemas, de ahí que, en un principio, dejase el encuentro del viernes noche. Respecto al del domingo a mediodía justifica que es un horario para el fútbol base y no debe tener competencia con el fútbol profesional.

La decisión hace peligrar los derechos televisivos

En los últimos años, exceptuando los equipos Champions, la mayor parte del capital monetario de los equipos proviene de los ingresos televisivos, sin prácticamente su totalidad. En algunos clubes, como Sevilla FC o Real Betis, supone en torno al 60% de su presupuesto, en otros más pequeños (Leganés, Eibar, Levante…), casi el 100%.

Precisamente el presidente del Levante UD, Quico Catalán, habló al respecto de este tema: No podemos cuantificar el perjuicio de esa decisión, pero sería desmesurado. No queremos jugar por capricho los lunes y viernes. No jugar supone que se van a solapar dos partidos en sábado y domingo y eso significa que hay cuatro partidos que no se van a poder ver de forma exclusiva, con lo que eso supone para los ocho equipos implicados

Quico Catalán (Presidente del Levante UD)

Respecto a la alusión de Luis Rubiales con respecto a cuidar al aficionado al fútbol y que pueda acudir al estadio, Quico Catalán argumentó: El equipo ha demostrado que apuesta por su gente. Somos el club que menos ingresa por venta de entradas y por abonados. Era una forma atractiva de regenerar e incrementar la masa social porque ya recibimos dinero de los derechos de televisión

El problema está en que los derechos televisivos ya están firmados de manera en que los encuentros deben repartirse incluyendo horarios de viernes y lunes, para así poder mantener la exclusividad en horario de la mayor parte de los partidos, algo que no sucedería con la propuesta de Rubiales, que uniría, por ejemplo, tres enfrentamientos el domingo a las 18:30.

Si esto sucediese se entraría en un incumplimiento de contrato que rompería los acuerdos y dejaría en el limbo los siguientes, todo un varapalo para los clubes que dependen de estos ingresos, es decir, prácticamente todos.

La Segunda B, la Tercera, el fútbol femenino y el CSD pendientes de la resolución

Esta posible medida también afectaría de forma importante a otras categorías como las semiprofesionales o el creciente fútbol femenino.

Esto se debe a que, de los ingresos por televisión, cada club está obligado por LaLiga a entregar un 0’5 % de la cantidad que recibe para apoyar el fútbol femenino, la Segunda B y la Tercera así como, incluso, los sindicatos de futbolistas, árbitros, entrenadores y preparadores físicos.

Los deportistas de alto nivel también se ven afectados, ya que un 1%  va destinado al CSD para su apoyo

Todo ese dinero le llega directamente al Consejo Superior de Deportes (CSD), quien establece la repartición del mismo entre los diferentes estamentos. De un total de casi 13 millones de euros (12.928.711,55 €), el CSD destina al fútbol femenino y categorías semiprofesionales la gran mayoría (12.282.275,97 €) y los 646.435,58 restantes al fomento del fútbol aficionado y el asociacionismo. 

Por lo tanto, si los contratos de televisión se anulan, se dejaría de percibir ese dinero por parte de los clubes de LaLiga y, en consecuencia, el porcentaje correspondiente al CSD.

El juzgado de lo mercantil dictará sentencia el próximo siete de agosto

Aunque Luis Rubiales ha llevado su reivindicación ante el Comité de Competición, finalmente será un Juez de lo Mercantil quién decidirá, el próximo 7 de agosto quien lleva la razón en este entuerto y, en consecuencia, si los clubes percibirán o no los más de 2000 millones de euros por temporada que tienen firmados con las televisiones.

Comentarios