La liga

Marcos Llorente, relegado por Simeone

Marcos Llorente con el Atlético de Madrid.
photo_cameraMarcos Llorente con el Atlético de Madrid.
El madrileño abandonó el Real Madrid para fichar por "el enemigo" solo por ser titular... Y ni siquiera está entrando en las convocatorias

El caso de Marcos Llorente está resultando cuanto menos curioso, y es que se embarcó esta temporada en un nuevo equipo a pesar de haber declarado su amor eterno al Real Madrid desde muy niño. Olvidó ciertas palabras en las que declaró que no le gustaba la camiseta del Atleti, ya que él quería verse "siempre de blanco", y fichó por el eterno rival. Se convirtió en colchonero por expreso deseo de Simeone, que quería traerlo al Atlético de Madrid para convertirlo en su mediocentro defensivo titular tras la marcha de Rodri al Manchester City

Los motivos del hijo de la leyenda madridista Julio Llorente para abandonar el club de su vida fueron claros: quería jugar y ser titular. Era algo que sabía que era prácticamente imposible en el Real Madrid. Sin embargo, esto parecía totalmente factible en el Atlético de Madrid, donde ya no había ningún rol de titular discutible en cuanto a mediocentro defensivo, algo que en el club blanco si existía con un Casemiro que siempre estaba delante de Llorente. Parecía que una vez siendo jugar del Atleti todo cambiaría y conseguiría ese rol de jugador importante que tanto deseaba y explicaba que merecía por el enorme esfuerzo que realizaba siempre entrenándose a diario, a todas horas.

Quizás no era cosa de Zidane, quizás trabajar mucho no era suficiente... Y es que le sigue ocurriendo lo mismo en un club en el que parecía que no tendría tantos problemas para ser titular. No ha sido titular en los primeros partidos de la temporada con el Atleti, en los cuales solo jugó unos 20 minutos entrando de suplente en las dos primeras jornadas. En la tercera jornada apareció por fin de titular, pero su partido fue bastante malo y se fue al banco tras la primera parte. En la jornada 4 salió en la segunda parte para dar equilibrio al mediocampo, y no logró su objetivo en un partido que el Atleti perdió contra la Real Sociedad y con ello el liderato. En el último partido, volvió un escenario que le ha perseguido en el Real Madrid: la grada.

Tras el partido de Champions League contra la Juventus en la cual se rescató un punto gracias a Héctor Herrera, parece que le mexicano empieza a ganarse un puesto en el centro del campo y se lo disputa precisamente a Thomas Parley. Ahora Marcos Llorente ya no es ni la segunda opción... Es la tercera y habitual descarte de convocatoria. Resulta increíble pensar que el jugador abandonara el club blanco por 40 millones para ser mandado a la grada

Comentarios