La liga

Un Real Madrid que da la cara

Karim Benzema marcó el gol de la victoria.
photo_cameraKarim Benzema marcó el gol de la victoria.
Tras el triunfo del equipo blanco ayer en el Sánchez Pijuán, se coloca colíder con 11 puntos y mejora mucho su imagen

El equipo reaccionó, y de qué manera. En un partido complicadísimo ante un rival que hace escasos días era el líder de la Liga Santander, el Real Madrid se impuso ante al Sevilla CF con solidaridad y una táctica defensiva perfecta que consiguió dejar su portería a 0 por primera vez en liga desde febrero. En este sentido no fue el mérito de Thibaut Courtois, quien prácticamente no tuvo que intervenir en todo el partido ya que nunca llegaron con tanto peligro como para que el meta belga tuviera que despejar un balón que hubiera sido gol de no ser por él. El único momento que Courtois tuvo problemas falló la salida, y es que Chicharito Hernández metió un gol que no subió al casillero por estar en fuera de juego que no dejó en buen lugar al '13' madridista. 

En el partido destacaron defensivamente Ferland Mendy, quien fue una auténtica roca atrás parando una y otra vez todas las internadas que trataban de hacer por su carril los jugadores sevillistas, especialmente a Jesús Navas que no encontraba manera de superar al lateral francés. También mejoraron mucho los centrales, y es que la vuelta de Sergio Ramos provocó que se pudiera adelantar la línea de presión y permitió a Raphael Varane estar mucho más cómodo, tanto que recuperó en el centro del campo el balón que luego sería el 0-1. Dani Carvajal fue el asistente de ese gol de la victoria tras poner un centro medido a un Karim Benzema que hizo todo a la perfección para marcar un gran gol de cabeza.

El centro del campo también se sintió mucho más aliviado tras la vuelta del capitán, y es que Casemiro y Kroos pudieron hacer mucho mejor al doble pivote, defensivamente consiguieron parar más balones y también salir mejor para buscar la creación de jugadas hacia los delanteros. James, Hazard y Bale apenas pudieron brillar en ataque aunque sobre todo el colombiano y el galés tuvieron algunos grandes detalles de calidad. Tuvieron que dedicarse sobre todo a defender en un partido tan táctico. Tanto es así que Eden Hazard recuperó en la segunda parte los mismo balones que el número que porta a su espalda y fueron las mismas recuperaciones de Casemiro; 7. 

Desde luego fue un partido de pizarras y la táctica fue la gran estrella de los planteamientos de Zinedine Zidane y un Julen Lopetegui que conocía a la perfección a los jugadores a los que se enfrentaba. Sin embargo, Benzema, que fue el mejor del equipo, siguió dando la cara, y los demás también.

Comentarios