Buenos Aires Times | Hay incertidumbre en la elección presidencial cuando votará Chile

Quince millones de votantes, la mitad de los cuales se cree que están indecisos, elegirán al sucesor del presidente Sebastián Piñera en una votación en Chile el próximo domingo. Siete candidatos en una de las elecciones más inciertas de la historia de Chile se han extendido de izquierda a derecha.

Mañana se emitirán los votos de 155 delegados, 27 de los 43 senadores y consejeros regionales de Chile. Esta será la cuarta elección que se realizará en el país a partir de 2020, que atraviesa un período de cambio hace casi dos años luego de una severa convulsión social.

Representantes de dos polos políticos altamente contradictorios están ansiosos por ganar la carrera: el diputado izquierdista Frende Amblio Gabriel Boric, el candidato más joven en la historia de Chile a los 35 años, y el político republicano de extrema derecha de Bardido, José Antonio Cast, de 55 años.

Pero la ausencia de una votación firme puede ser una sorpresa para el candidato de la coalición gobernante de derecha Sebastián Chichel, de 44 años, y la única mujer en la contienda, Yasna Provoste, de 51 años, ex ministra del gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet, fue excluida por ley 15 días antes de la votación.

“La derecha propone orden sin cambios y bórico, sin orden. Ambos nos llevan a un estado de incertidumbre”, dijo Provost en un debate el lunes.

La senadora demócrata Christiana se presenta a sí misma como la orgullosa “heredera” de los conservadores, la coalición de centro izquierda que ha gobernado Chile durante la mayor parte de los últimos 31 años desde el regreso de la democracia tras el colapso de una dictadura brutalmente dictatorial. Augusto Pinochet (1973-1990).

READ  Algunas partes de Chile están nuevamente bajo el control del Gobierno-19 - MercoPress - en medio de crecientes infecciones

“No después del referéndum de 1988 [which decided Pinochet’s departure] ¿Me he sentido alguna vez tan insegura? ”, Dijo Sylvia Gutiérrez, una enfermera de 60 años en Santiago.

La familia de Guttierez dijo: “Siempre votamos por el concierto, pero ahora estamos todos divididos: hay de derecha e izquierda, pero [we won’t vote for] No hay clímax “, dijo, reflejando las divisiones políticas del país y la carrera abierta.

“Hay una decadencia creada por la mezquindad de la política, la degeneración de la política”, dijo a la AFP Marta Lagos, directora ejecutiva y analista de la consultora Latino Bromometro, al describir la falta de encuestas creíbles y el ascenso de la extrema derecha.

La campaña de los siete candidatos a las elecciones presidenciales terminó el jueves. La votación tiene lugar los domingos de 8 a.m. a 6 p.m.

El momento clave

Desde 2012, la votación en las elecciones de Chile ha sido baja, siendo el voto obligatorio. Por ello, los analistas electorales pronostican que la segunda vuelta de la segunda vuelta, prevista para el 19 de diciembre, seguirá adelante.

La elección presidencial es impredecible y se desarrolla en medio de la redacción de una nueva constitución, una inflación del 6 por ciento y el colapso de la política tradicional del país, una crisis generalizada de confianza institucional.

Así que Chile se ha convertido en el último lugar para ver una ola de populismo de extrema derecha a través del elenco que se disculpa por la dictadura de Pinochet. Se hace eco de la retórica de campaña del abogado y político Jair Bolzano de Brasil y el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

READ  Best Gel Lubrifiant Durex: les meilleurs choix pour tous les budgets

Cast ha prometido restaurar el orden social y mantener el modelo económico que una vez hizo próspero a Chile. Una vez visto como uno de los países económicamente más estables de la región, hoy la fuerte desigualdad del país está derrumbando a la sociedad.

“Creo que el Costo de Chile es una opción muy peligrosa, ya hemos experimentado los horrores que pueden tener los izquierdistas extremos”, dijo Andrina Guillén, una agente comercial venezolana que ha trabajado durante 12 años en una empresa farmacéutica multinacional en Santiago.

“Hay cosas que hay que arreglar, pero no podemos ignorar el avance democrático del país. Le tengo miedo a la izquierda”, admitió Hugo Pizarro, un funcionario bancario chileno de 45 años, y agregó que votaría. para Seychelles.

Caos versus orden

Desde 2019, sectores clave de los 19 millones de habitantes de Chile han apoyado el llamado del gobierno para un cambio en el sistema de educación, salud pública y pensiones, con un enfoque en los problemas sociales.

Pero expresiones violentas como la confusión por la matanza y las protestas masivas y la retórica de extrema izquierda han alimentado los levantamientos de la derecha en los últimos meses.

“Es como el estallido de una especie de dictadura. Así como la izquierda estalló en una explosión social, ahora viene la contrarreforma, que es lo que está sucediendo en los grandes cambios de naciones”, dijo Lagos.

En su análisis de Lagos, recordó desde el fin de la dictadura, “de esta dictadura viene”. En la década de 1990, alrededor del 40 por ciento de las personas consideraba partidarios de Pinochet, y ahora se considera que ese número se acerca al 20 por ciento.

READ  Cinco aperturas que atraen viajeros a las Islas Baleares de España

Desde 1999, todas las elecciones presidenciales chilenas se han desempañado. Esta vez se espera que sea igual.

Noticias relacionadas

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Traspasos Fútbol